Archivos Mensuales: febrero 2014

Dibujo fuerza fluídica. Exposición en Mataró (Barcelona) hasta el 30 de marzo

20140227-151247.jpg

Anuncios

HABITAR LOS INSTERSTICIOS. ARTE Y OTRAS REALIDADES

Teresa Grandas
(…)
Paralelamente a la profusión de sociedades teosóficas y espiritistas, se creó la Society for Psychical Research en Cambridge (1882) y en Harvard (1885), a través de las cuales los científicos buscaban respuestas racionales a las manifestaciones de lo oculto. El descubrimiento en noviembre de 1895 de los rayos-x, una radiación electromagnética no visible que atraviesa cuerpos opacos, y su rápida difusión en prensa antes de finalizar el año, alcanzó una pronta trascendencia no sólo a nivel científico, sino también a nivel divulgativo y en los estudios sobre fantasmagorías y alucinaciones. La radiografía pronto tuvo un paralelismo con la llamada fotografía fluídica del pensamiento. Y todo ello trascendió en la visualización a través de la pintura. En este contexto, Charles Leadbeter y Annie Besant realizaron en 1905 los «Thought Forms» , una serie de dibujos del vacío en los que se hacía patente la ausencia de formas físicas y que mostraban la supresión del estado de percepción convencional. Casi al mismo tiempo, surgieron estudios sobre la cuarta dimensión, como el de Gaston de Pawlowski en su libro Viaje al país de la cuarta dimensión (1912); o el trabajo del arquitecto y teósofo Claude Bragdon, quien publicó en 1913 el libro A Primer of Higher Space (the Fourth Dimension), sobre las implicaciones filosóficas y religiosas de la posible existencia de una cuarta dimensión en el espacio. En esos mismos años, Rudolf Steiner fundó la Sociedad de Antroposofía (1913), una organización que pretendía establecer unas bases científicas para la experiencia espiritual y el conocimiento metafísico, desde la convicción de que el universo interior era tan real como el material. En sus conferencias, utilizaba pizarras negras sobre las que ilustraba sus teorías con colores, ya que creía en su capacidad de alterar la percepción espiritual. Sus dibujos, más allá de su utilidad pedagógica, constituyen verdaderas cosmogonías que admiraron a Borges e inspiraron a Beuys. Steiner consideraba el pensamiento como un órgano de percepción, igual que el oído o la vista, en su caso perceptor de ideas.
(…)
Fragmento texto del catálogo

LIVING IN INSTERSTITIAL SPACES. ART AND OTHER ASPECTS

Teresa Grandas
Josefa Tolrá produced her works in a state of mediumistic trance state in the 1940s and 1950s in rural post-war Spain, at the time when the CIA was developing mind-controlling programmes to alter the behaviour of individuals after the Second World War. By experimenting on depriving the senses, stimulating the brain, subliminal projection and also the use of chemical substances to expand the consciousness, they tried to achieve alterations in behaviour and control it and in the 1950s these experiments included hypnotisers and telepaths. The truth is that, besides the ideological, political or military reasons which drove these experiments, the need to study the expansive possibilities of the mind was not new, and the CIA was simply following an earlier tradition which appeared in the second half of the 19th century. Altering human behaviour using extra sensorial aspects has been stigmatised throughout history, and paranormal visions and actions, which have become popularly known as hallucinations, have been regarded by medicine as erroneous, faulty or deceitful actions. Treated as pathologies of the nervous system and related to hysteria or states of alienation, they were regarded different from the healthy spirit. The modern project that appeared in the industrial society, marked by a positivism that hailed rational aspects as something that could be proved or objectivised, marginalised this kind of phenomena. However, hallucinatory experiences soon began to gain interest as a kind of dissidence against the restrictive authority of Reason. Its potential subversiveness became appealing not only because of it contributing to alternative methods of producing knowledge, but also to forms of creative experimentation, and even to science which had initially ignored it. Philosophical, theosophical, scientific and artistic studies focused on the non-visible aspects, and would converge on numerous occasions despite their apparently unconnected aspects, in a gradual interest towards occultism, spiritism, and forms of trance that enabled one to enter other states of consciousness such as telepathy, hypnosis or mental suggestion.It is in the debate between philosophy, phenomenology and neuro-cognitive sciences where new processes of subjectivation appear concerning the epistemological aspects, perception, aesthetics and intersubjectivity.
(…)

http://www.tv3.cat/videos/4863912/Josefa-Tolra-Pepeta-la-pintora-medium

josefa Tolrà en Can Palauet de Mataró

Fede Montornés
(…)
Que se nos diga que Pepeta dibujaba y escribía sin presión estética ni literaria y que todo lo que creaba lo hacía en estado de trance y sin ser capaz de dar ninguna explicación racional, refuerza la creencia de que el interés por la obra de esta mujer desconocida en el arte hasta su descubrimiento a mediados de los años 50 por parte de la gente de la asociación cultural Club 49 y el crítico de arte Alexandre Cirici, sólo pueda ser debido al hecho de que procede de un registro ubicado al margen del resto de los mortales. Es decir, más allá del bien y del mal. De modo que, además del interés de una labor entendida como terapia –se nos dice que dibujaba para paliar la pena por la muerte de sus dos hijos-, como “antídoto contra el orden racional para superar el dolor existencial” o como fruto de una inspiración extrasensorial, lo que hace que se fijaran y que ahora nos fijemos en su obra se debe a su capacidad de hacer, actuar y ser en tanto que mediadora de los dictados de los seres espirituales. Es decir, lo que hoy se conocería como una freaky, una iluminada, una alienada o cualquier concepto de semejante calibre. Algo que no digo con sorna ni menosprecio puesto que creo que este tipo de aportaciones y seres son extremadamente necesarios para saber donde estamos -los demás-, para entender hacia donde vamos, para conocernos un poco más y para que aflore lo que nunca decimos al vernos situados frente a cualquier cosa que no sabemos cómo gestionar. En este caso, la desmedida obra de una payesa visionaria que se sentía como una hermana cuya misión consistía en trabajar el dibujo y también escribir con transmisión de pensamientoabajar el dibujo y también escribir con transmisión de pensamiento.
(…)
http://fedemontornes.wordpress.com

20140204-195125.jpg